El vestido de la Madrina y del Padrino según el Protocolo de Boda

En este artículo voy a tratar sobre el vestido de la madrina, de los padrinos, de los testigos y acompañantes. Tendré en cuenta el protocolo de boda, pero trataré de describir la vestimenta acorde a diferentes lugares.

Toma notas de los consejos, siempre va a ser más fácil recurrir a la libreta!

El vestido de la madrina

Como la madre de la novia, la boda de su hija es muy importante. Se trata de un día para ser recordado, por esa razón, su atuendo es crucial. Tradicionalmente, después de la novia, la segunda figura femenina más importante en una boda es la madrina. Se recomienda que el diseño sea sencillo y, sobre todo, que no compita con la novia. El vestido de la madrina nunca, por ninguna razón, debe ser de color blanco. De hecho, se deben evitar los tonos blancos, como el beige o gris claro. Así que si estás cerca de oficiar como madrina, presta mucha atención!

Hay que tener en cuenta el físico de la madrina, su altura, su complexión, su talla, para elegir un traje adecuado que la beneficie y resalte sus virtudes.

También hay que prestar atención al tipo de vestido de la novia. El de la madrina debe ser acorde a éste y nunca opacarlo. Si la novia lleva un traje sencillo, el de la madrina también deberá serlo.

Bodas de medio día

Con respecto a las bodas de día con almuerzo el atuendo dependerá de varios factores.

Por ejemplo la estación del año.

Y otro detalle no menor para tener en cuenta es que no en todas las regiones y países se utiliza el mismo vestuario.

En Europa en general se estila que las invitadas lleven traje corto, por lo cual la madrina también debería llevarlo, y en América se utiliza traje o vestido de cocktail corto y en general la madrina usa un vestido de cocktail largo.

En cuanto a los complementos:

  • Los tonos neutros o pastel son los más indicados ya que nos permiten realzar el vestuario con los complementos o mediante un abrigo de la misma tela, sea un chal, una bufanda o una pashmina.
  • Con respecto al bolso deberá ser a tono con el traje, de mano y de tela suntuosa o con canutillos o lentejuelas.
  • Los zapatos deben ser de taco no muy alto y es imprescindible el uso de medias.
  • Se puede usar sombrero sólo si se utiliza traje corto (nunca con vestido). No debe sobrepasar el ancho de los hombros y no se debe retirar en ningún momento ni en la ceremonia ni en el almuerzo. Si se lleva sombrero no se deben llevar ni chales ni pashminas. Sí se pueden llevar los hombros y brazos al descubierto.
  • En España es muy tradicional el uso de peineta y mantilla (de color crudo para mujeres solteras y negra para las casadas). En ese caso se utilizará solamente con trajes de una sola pieza y de manga larga o francesa.
  • En cuanto al maquillaje deberá ser clásico y discreto, adecuado para la luz del día, teniendo cuidado con la boca y poniendo especial énfasis en los ojos.
  • Con respecto al peinado, si se usa sombrero deberá ser un recogido bajo sin dejar cabello suelto.
  • Y si no se utiliza sombrero, cualquier peinado recogido estará muy bien.
  • Se puede tomar un abrigo de la misma tela o una bufanda o pashmina.

Protocolo de boda para una boda vespertina

Me detendré en el atuendo para una boda que se celebre de tarde/noche.Pero antes te recordaré los puntos principales que se deben tener en cuenta para la elección de un vestido de madrina.- Nunca debe ser blanco, ni en tonos de blanco. Deben evitarse los colores beige, tiza y grises claros.- Tener en cuenta el traje de la novia. No olvidar que LA protagonista es ella y el vestido de la madrina debe ser acorde en sencillez o complejidad y elegancia al vestido que lleve la novia.- Siempre pensar en el físico de la madrina para tomar la decisión resaltando sus virtudes y ocultando sus defectos. Considerar altura, complexión, edad y peso.Recordados estos puntos me abocaré a detallar cómo debe vestirse la madrina según el protocolo de boda.

Boda de tarde con cena

En este caso lo correcto sería que todas las invitadas y, por supuesto, también la madrina, lleven traje largo. En casos excepcionales y sólo cuando la cena se celebre al aire libre, se podría optar por el vestido de cocktail.

Los tejidos para este tipo de trajes no tienen límite: rasos, tafetanes, organzas, pedrería, terciopelo, al igual que los colores, aunque mejor lisos, con combinaciones o estampados muy concretos. Una pequeña cola en el traje aporta movimiento y le dará un estilo muy especial.

El bolso más adecuado sería el sobre en ricos materiales como: lentejuelas, carey, telas bordadas, pedrería, etc.

Lo ideal sería usar un chal o una estola para cubrir los hombros durante la ceremonia.

En cuanto a los zapatos debería usarse sandalias de tacón alto. Cualquier sandalia de fiesta de cualquier material: strass, raso, de tiras, piedras, canutillos. También pueden usarse zapatos forrados con la misma tela del vestido.

El recogido es un peinado muy apropiado y elegante, pero sin olvidar que el estilo pasa también por coordinarlo con el vestido elegido y la personalidad. Éste incluso se podría completar con alguna diadema o discreta tiara (siempre teniendo en cuenta a la novia!).

En cuanto al maquillaje, al ser de noche, admite algún detalle sofisticado que aporte un toque de luz, pero siempre en base a la edad de la persona que ejerza como madrina.

El uso de la mantilla española

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua la mantilla es: Prenda de seda, blonda, lana u otro tejido, adornado a veces con tul o encaje, que usan las mujeres para cubrirse la cabeza y los hombros en fiestas o actos solemnes.

En general la mantilla se utiliza actualmente sólo para las bodas y para las fiestas taurinas. Para llevar mantilla en una boda habrá que tener en cuenta algunos consejos. Si la boda es durante el día, luciremos la mantilla, con traje corto. Y si la boda es por la tarde-noche, la misma sólo será vestida con traje largo. Deberá llevarse siempre con trajes de una sola pieza y con manga larga o francesa. La mantilla deberá contar con el largo adecuado a cada mujer, sin exceder el largo de la falda.

Por la parte delantera, deberá llegar a la altura de las manos, y por detrás, un poco más abajo de de la de la cadera; aunque esto depende de dónde queden los picos según cómo se coloque.

Un truco para evitar que vuele y hacer una buena sujeción con suficiente holgura, es ladear la cabeza al lado izquierdo, y sujetar la mantilla del hombro derecho y lo mismo con el lado contrario.Para lucir mantilla, es indispensable acompañarla de una buena peineta; generalmente las mejores son las de carey.

Pero hay que tener en cuenta la altura de nuestro acompañante (en caso de tenerlo) y la nuestra propia. Si somos bajitas, podemos optar por una peineta alta, aunque son más difíciles de llevar, y si somos altas y de cara alargada, podemos optar por una peineta más baja.

En todo caso, hay que ajustarla bien al recogido y cubrirla adecuadamente, bien equilibrada con la mantilla.Hay que tener en cuenta dos cosas: sólo se viste en ceremonias religiosas (si la boda es civil, lo mejor es olvidarnos de la mantilla), y en bodas de cierta etiqueta (cuando viste traje de gala o chaqué, el novio).

Y por último, los colores.

Según marca la tradición, la mantilla blanca o marfil, sólo la visten las solteras, y la mantilla negra queda reservada para las casadas si queremos atenernos al Protocolo de Boda.

Hay varios tipos de tejidos con los que se elabora. Los más habituales son la blonda, el chantilly y el tul.

El encaje de Blonda se elabora con dos tipos de seda (retorcida y mate para hacer el tul del fondo y brillante y lasa para los dibujos), y se caracteriza por los motivos grandes de tipo floral, especialmente por los bordes con amplias ondas, llamadas puntas de castañuela. Dados sus magníficos contrastes y el peso del mismo, resulta una gran elegancia, adaptándose tanto a la mantilla blanca como a la negra.El encaje de Chantilly se llama así porque el origen de su fabricación fue en esa pequeña ciudad francesa. Sus diseños son de carácter vegetal, y presentan abundancia de hojas, flores, escudetes y guirnalda. El Chantilly es un encaje más etéreo que la Blonda, y se considera más elegante para la mantilla negra.

El más corriente de todos es el tul, tejido delgado y transparente de seda, hilo o algodón, que suele emplearse para imitar las mantillas de blonda y chantilly.

Padrinos y acompañantes. Cómo vestir. Funciones y cometidos

En esta sección voy a comentar acerca de los padrinos y otros “personajes” principales de la boda.

Hay ciertos “personajes” en una boda que varían de país en país. Por ejemplo, en España se estila tener un padrino (generalmente el padre de la novia) y una madrina (generalmente la madre del novio), en muchos países de América se estila tener cuatro padrinos (ambos padres de los novios), y en EE.UU. es casi condición sine qua non el uso de las damas de compañía.

En general los padrinos son los progenitores de los novios, aunque eso puede variar por diferentes razones y escoger algún gran amigo/a o familiar muy cercano.

Los padrinos y los testigos son imprescindibles en una boda, no así los pajes o niños de arras, cuya función última es darle más vistosidad a la ceremonia.

El papel de los padrinos, en la actualidad, es meramente afectivo, más que la función de protección que tenía en épocas pasadas.

El tema de los testigos también varía de país en país.

En Argentina por ejemplo, hay testigos de la ceremonia civil, que pueden ir de 2 a 6 y testigos de Iglesia que no participan de la ceremonia religiosa sino que deben ir a dar fe unos días antes acerca de la profesión de los novios.

Vestuario

La forma de entrar en la iglesia, colocarse y salir la veremos en capítulo correspondiente a la ceremonia. La forma de vestir aunque no está reglada, dependerá del tipo de boda y de la hora y época de celebración (sobre todo para las mujeres).

El padrino

Es uno de los “personajes” más obligado por el vestuario del novio. El novio determina el tipo de atuendo a llevar en la ceremonia. Si el novio va de jacquet, los testigos (si fuera en los países donde los testigos sí participan de la ceremonia religiosa) y el padrino deberían vestir jacquet también. Si el novios usa frac, lo mismo deberán vestir los padrinos y así sucesivamente.

También los hermanos de los novios, así no oficiaran de ningún “personaje” podrían lucir el mismo atuendo que el novio.

Los testigos deben vestir con “etiqueta” similar al novio, pero nunca hacerle “sombra” (vistiendo de más etiqueta que él). Si hay damas, éstas deben vestir todas de igual forma y acorde a la ceremonia. Si elegimos niños de arras, en dónde se utiliza esta costumbre, o niños de cortejo, éstos deberán vestir igual y acorde a la ceremonia. Habrá que tratar de no elegirlos muy pequeños para evitar, “complicaciones” en la ceremonia. Si se puede, ensaye con ellos un poco para familiarizarles con sus “funciones”. Así saldrá mejor todo el desarrollo de la ceremonia.

Fuente: monografias.com

Tagged: , ,